La Justicia francesa consigue detener a un empresario que malversó dinero público libio para pagar la campaña electoral de Nicolás Sarkozy

Las investigaciones corroboran las acusaciones de Saif Al Islam sobre estos hechos

M.J.D. / Adeje

El evasivo y peligroso empresario francés Alexandre Djouhri ha sido arrestado. El pasado lunes 8 de enero, esta persona muy cercana a Nicolas Sarkozy fue arrestada en Londres bajo una orden de arresto internacional emitida por los jueces franceses que trabajan en la investigación sobre la financiación de la campaña presidencial de Nicolas Sarkozy en 2007. Arrestado por la policía británica en el aeropuerto de Heathrow, este ciudadano francés fue objeto de una orden de arresto europea emitida por los jueces de instrucción del centro financiero de París.

Malversación de fondos

El hombre, familiar con las redes de la derecha francesa y cercano a Nicolas Sarkozy, está en el corazón de la investigación abierta en París en 2013, pero no respondió a la convocatoria de los investigadores.

Los jueces están tratando de verificar los cargos lanzados en 2011 por el ex presidente libio Muammar Gaddafi y su hijo Seif al-Islam, según los cuales Nicolas Sarkozy se había beneficiado de sus fondos para su campaña de 2007.

El Ministerio Público Nacional (PNF) extendió las investigaciones en septiembre de 2016 a las sospechas de malversación tras la venta en 2009 de una villa ubicada en Mougins (Alpes Marítimos), por alrededor de 10 millones de euros, a un fondo libio administrado por Bachir Saleh, el ex gran financista del régimen de Gaddafi, depuesto del poder y asesinado en 2011.

Los jueces sospechan que Alexander Djouhri es el verdadero propietario y vendedor de esta propiedad y acordó con Bachir Saleh establecer un precio de compra "muy sobrevaluado", según los elementos de la investigación informados a la AFP. Los dos hombres no respondieron a una citación de los investigadores de la Oficina Anticorrupción de la Policía Judicial (Oclciff), el 7 de septiembre de 2016.

Cerca de Villepin, luego Sarkozy

Los magistrados también creen que Alexandre Djouhri ayudó a Saleh a abandonar Francia en la primavera de 2012 cuando se encontraba bajo arresto en su país. Una exfiltración que le permitió irse a Sudáfrica.

Conocido desde hace mucho tiempo por estar cerca de las redes de Chirac, incluido el ex primer ministro Dominique de Villepin, Alexandre Djouhri estaba considerablemente más cerca de Nicolas Sarkozy.

En una serie de conversaciones interceptadas por los investigadores, el empresario había prometido enviar una carta a los jueces de instrucción, en la que Saleh negaría fondos para la campaña de Nicolas Sarkozy. El 21 de marzo de 2014, el director de gabinete de Nicolas Sarkozy, Michel Gaudin, estaba haciendo averiguaciones, "a petición del presidente" del proceso, pero no sabemos si tuvo éxito.